A menos de una hora de Huelva, pegada a la frontera con Portugal, se encuentra la comarca del Andévalo. Es un  territorio de pueblos blancos, cielo limpio y verdes campiñas. Tiene gran valor etnológico, de peculiares tradiciones y manifestaciones culturales, como las ancestrales danzas rituales que adornan sus variadas romerías y fiestas populares.  El fandango, singular “palo” del flamenco, también es un elemento clave para conocer la cultura de esta comarca onubense.

Naturaleza

Serpenteando la frontera portuguesa y navegando aguas arriba por el río Guadiana, nos adentramos en un paisaje de naturaleza virgen excelentemente conservada, siendo declarado como “Lugar de Especial Interés Europeo”. Desde aquí, se suceden frondosas dehesas, ecosistema único en Europa. En ellas el que el hombre ha sabido compaginar la conservación de la naturaleza con actividades económicas tradicionales como la cría del cerdo ibérico, una rica actividad cinegética o la recolección de setas. Es una zona de exquisitos pastos que nutren a ricos rebaños y piaras de la mejor calidad. Este paraje de tierra privilegiada y de habitantes nobles ofrece un sinfín de recursos donde vivir la naturaleza sin límites.

Municipios

La Comarca del Andévalo está formada por un total de 21 municipios. La mayoría son pequeños núcleos de población, muchos de ellos enclavados en la cuenca minera de Riotinto. El más bullicioso y moderno es Valverde del Camino, donde el viajero devoto de la artesanía podrá deleitarse visitando sus talleres de calzado y mueble. Los aficionados del turismo gastronómico disfrutarán en muchos de sus pueblos saboreando los ricos productos derivados del cerdo ibérico y sus platos elaborados con setas y carne de caza, ésta muy abundante en El Almendro. También cuenta esta comarca con espacios de interés para los que se decantan por el llamado turismo activo. Es el caso de Calañas, destino especialmente atractivo para los que quieren practicar deportes como el ala delta, el senderismo o la hípica.

Fotografías: Viajar

 

Deja una Respuesta